Tipos de feminismo prostituirse

tipos de feminismo prostituirse

Yo creo que, hoy por hoy, ser abolicionista es estar a favor de que la policía persiga a todas las mujeres que quieren ejercer el trabajo sexual bajo cualquier modalidad. Es decir, nadie puede abiertamente avalar ese delito aberrante. Tanto Georgina como yo podemos ser consideradas víctimas de trata. De hacho, muchas veces quedan registradas compañeras como víctimas rescatadas cuando en realidad eran trabajadoras autónomas trabajando en un departamento que la policía allanó.

La abolición nunca va a suceder. Las trabajadoras sexuales también queremos que la trata de personas no exista. Ni que se le tenga que entregar parte de las ganancias a un tercero. Es decir, estaban decidiendo sobre nosotras, pero sin nosotras. Durante mucho tiempo estuvimos dando vueltas en ese discurso de que las trabajadoras sexuales tenemos que combatir la trata.

Pero es como mucho ya, porque tenemos que luchar por nuestras condiciones laborales y también contra la trata. Sin clientes no hay plata ríen. La verdad que eso fue toda una política de comunicación del anterior gobierno de intentar generar conciencia, que algunos sectores lo utilizaron para intentar penalizar al cliente de prostitución. Nosotras nos reunimos con ellos para decirles que era sumamente discriminatorio, que le estaban trabajando la culpa a los hombres con esos spots.

Los metían entre pausa y pausa en el medio de un mundial. Fue una jugada inteligente. Hay trata de personas en los talleres textiles y en los campos, donde trabajan pibes de seis años. La trata de personas existe porque hay una complicidad política, policial y judicial.

Muchas veces las abolicionistas difunden estudios en los que se afirma que bajó el trabajo sexual. Lo que hizo el gobierno es limpiar las calles. Muchas llegan diciendo "me quedé sin lugar de trabajo. Hoy, en , hay mujeres que van presas de uno a 60 días por ejercer en la calle.

El trabajo sexual no es delito en Argentina, pero tampoco hay condiciones para realizarlo. También creció la organización porque hoy por hoy hay otros medios donde las trabajadoras sexuales cuentan sus experiencias, algo que en el no existía. A nosotras nos escriben desde todo el país contando sus experiencias. Hay una necesidad imperiosa de contar para romper un poco el cerco del discurso abolicionista que predominó durante mucho tiempo en este país, y que hizo que mucha gente eligiera taparse, esconder su verdadera actividad.

Hay familias que lo aceptan y otras que no. Hay todo un estigma. El autónomo, en todas las modalidades que las mujeres decidan. De todas maneras, también es necesario revisar la legislación de cada provincia. Hoy en 12 de ellas tenemos prohibidos los cabarets. Share on Google Plus. Viernes 25 de Mayo de La "falsa sonrisa" de Verón, la "magia" del brujo Manuel y los consejos de Sabella: Mark Zuckerberg fue acusado de crear un "sistema malicioso y fraudulento" para lucrar con datos privados de los usuarios.

Amazon presentó en Argentina su plataforma educativa en español. Viajar en tiempos de likes: Anita Herbert, pura fibra. El primer beso entre Paul y Fidel en " días para enamorarse". El resumen de la tevé: Locro, empanadas, lentejas y vino: Cuando conoces el feminismo, reconoces la existencia del patriarcado y aprendes a explicar muchos fenómenos sociales a partir de esta perspectiva, te das cuenta de que has dado un gran paso adelante.

Lees, compartes experiencias con otras mujeres, conoces la historia del movimiento y con qué emergencias cuenta actualmente, y todo te encaja perfectamente. Incluso llega un momento en que ves que todo lo que aprendes o sobre lo que reflexionas es una ampliación o extensión de cuestiones que ya conocías, y todo lo que tienes que hacer a partir de ahora era explicar e intentar mejorar la realidad. Lo abarca todo, y por ello mismo, el camino por recorrer y aprender es vasto y amplio.

Descubrí, así, que en realidad mis conocimientos de feminismo estaban muy limitados. Y deconstruirme también a mí misma como sujeto, pero sin renunciar a todo lo que ya había aprendido. Me he dado cuenta de que uno de los problemas que tenemos las personas no es lo que opinemos, o que sea diferente, sino que no hacemos autocrítica, osea, no nos "bajamos de la burra". No quiere decir eso que podamos ir por la vida sin tener unas bases ideológicas que nos ayuden a actuar con coherencia y siguiendo unos principios: Cuestionar el feminismo no es rechazar sus objetivos , reivindicaciones, ni dar la espalda a todo lo que han conseguido otras mujeres, y mucho menos ponernos en lado de personas machistas que sólo quieren debilitarlo.

Pero sí se puede ver qué enfoques, luchas o colectivos faltan en él , por qué, y también reflexionar sobre en qué podemos mejorar y avanzar. Por supuesto, hacerlo a base de discusiones acaloradas y linchamientos, no. Así que este artículo no pretende contar con otras palabras lo que las trabajadoras sexuales llevan diciendo desde siempre, sino tender una mano para invitar a otras personas a escucharlas, tanto a personas individuales, como a colectivos Hetaira, Aprosex, Putas Feministas , o libros, divulgación, etc.

Parece difícil de diferenciar, ya que nos socializamos en un modelo de masculinidad y feminidad concreto. Sí creo que la sociedad tiene guardados muchos privilegios a las personas hombres porque se espera de ellos una conducta.

De aquí iríamos al segundo debate, el del binarismo, qué es ser hombre y qué es ser mujer , como sujeto político o como cuerpo, y a la teoría del género como anterior al sexo de Judith Butler. Estaríamos en las mismas, el camino sería preguntarse: Creo que le damos demasiada centralidad al sexo en nuestras vidas, y que encima sólo a un tipo concreto de manera de vivirlo: Cualquier planteamiento alejado de esa normatividad, es rechazado.

Y también debemos preguntarnos todas: No criminalizo el llamado porno mainstream , que me aburre bastante a menos que me ofrezca a personas un poco interesantes. Simplemente, es un reflejo de los valores sociales, así que si queremos cambiarlo, debemos cambiar nuestros intereses. Lo mismo ocurre con el demonizado BDSM. Creo que entender el BDSM es clave para aprender la diferenciación que hay entre la vida sexual y la vida no-sexual , en el sentido que es una ficción, un juego de roles , un tipo de experimentación de sensaciones y experiencias que no esconden nada relacionado con nuestra personalidad.

Hay porno para aprender, el de Erika Lust es un ejemplo , pero en el capitalismo esa industria no tiene tal responsabilidad social, porque sería como decir a McDonals o al restaurante vegano de la esquina que nos enseñen ellos a comer. Publicado el 12 de abril de por Ineso. El otro día un chico de mi clase dijo: Esa tía es una puta.

Tampoco fue nada que se escapase de la rutina del día a día. Uno de los peores insultos que pueden utilizar contra una mujer es puta. Incluso a veces las mujeres somos putas por tardar en corregir un examen. Pero cuando se habla sobre las putas que ganan dinero por mantener relaciones sexuales la cosa se pone interesante. Aparecen desde hombres con tono paternalista comentando que hay que salvar a esas pobres mujercitas hasta otros deseando ir de finde a Amsterdam, tierra de drogas y putas.

Al seguir profundizando en el tema puede que intervengamos las mujeres, y con suerte mujeres feministas. Entrando en materia feminista ya se pueden distinguir dos corrientes principales sobre la postura respecto a la prostitución: La primera apuesta por la legalización de la prostitución para que las mujeres que la ejercen puedan acceder a la seguridad social y así acabar con el estigma que llevan a cuestas.

La segunda apuesta por acabar con la prostitución en todas sus formas, con el fin de acabar con la explotación sexual a las mujeres. Siempre se habló de esta como algo que siempre existió , como también pasa con el patriarcado.

En realidad ninguna de estas existieron siempre, sino que la primera fue consecuencia de la segunda. El patriarcado aparece con la propiedad privada, quedando en manos de los hombres, y condenando de este modo a las mujeres a ser esclavas y encargarse del trabajo reproductivo. Una de las tareas o violencia que toca soportar como mujeres es el sexo para hombres.

Cuando un hombre no tiene una mujer entendida como propiedad con la que satisfacer su sexualidad masculina , nace la necesidad de la prostitución. Como los hombres son los que tienen capacidad adquisitiva, pagan a mujeres prostitutas para cubrir sus demandas sexuales. De este modo se institucionaliza una parte del trabajo reproductivo: Dicho de otro modo, la realidad de la prostitución consiste en ir a trabajar para mantener relaciones sexuales no deseadas por una de las partes, es decir, que a una mujer se le paga por ser violada.

En esta situación se ven obligadas a estar las mujeres que peores condiciones de vida tienen en el patriarcado capitalista, como son muchas mujeres racializadas. Partiendo de que el sexo, también el consentido, que nos inculcaron es patriarcal y reproduce roles de dominación masculina, el poder que puede llegar a tener un cliente sobre una prostituta es brutal y alcanzar niveles de violencia extremos.

Con tres horas de trabajo una persona podría vivir durante ese mes. Una realidad bastante alejada de las mujeres trabajadoras, incluso del horizonte socialista, ya que la repartición del trabajo tampoco nos va a librar de un mínimo de trabajo. Puede que algunas mujeres se puedan beneficiar del patriarcado y mantener relaciones sexuales que desean cobrando dinero, pero esta es una situación individual muy concreta que no va de la mano de una emancipación colectiva.

A lo mejor unas pocas mujeres con unas condiciones de vida determinadas llegan a ser prostitutas porque quieren. Puede que mantengan las relaciones sexuales que quieren con quien les apetece y ganar dinero por eso, pero en este sistema la realidad material es muy distinta. Observar y comprender todo el sistema de engranajes en lugar de mirar el color tan bonito que pueda tener un tornillo.

tipos de feminismo prostituirse

Tipos de feminismo prostituirse -

Se puede concluir también que el reclamo para realizar este tipo de trabajos es bien sencillo: A nosotras nos escriben desde todo el país contando sus experiencias. Claves del éxito de 'Supervivientes ': Bien, a esa doctrina yo le doy otro nombre pero prostitutas en puerto banus perfil de las prostitutas en españa de como la llamemos estamos de acuerdo en q es algo correcto. No nos gusta que nos pongan en ese lugar de mujeres tontas, que no sabemos decidir qué precio ponerle a nuestra sexualidad y que el hombre viene y hace lo que quiere. El hombre parece estar obligado a reforzar su sexualidad:

Creo que entender el BDSM es clave para aprender la diferenciación que hay entre la vida sexual y la vida no-sexual , en el sentido que es una ficción, un juego de roles , un tipo de experimentación de sensaciones y experiencias que no esconden nada relacionado con nuestra personalidad.

Hay porno para aprender, el de Erika Lust es un ejemplo , pero en el capitalismo esa industria no tiene tal responsabilidad social, porque sería como decir a McDonals o al restaurante vegano de la esquina que nos enseñen ellos a comer. Sí, ya solo pensar en vivir la experiencia de ser prostituta me hacía sentir como si pensara en tirarme de un paracaídas.

Mi idea del sexo era una cosa íntima y delicada, bastante incómoda en general. Ahora ya no lo es tanto, pero la clave es: Encontré una actividad sindicalista, solidaria y asociacionista. Lo que en tiempos de crisis parece que cuesta encontrar.

Eso también se dice de muchos colectivos obreros. Y nunca me había parado a pensar en el cambio de los planos morales: La sexualidad, alcanza su valor político y social en corrientes como el pensamiento de Judith Butler y la concepción del género, o la forma en que Foucault habla de las relaciones de poder. Es un mundo tremendamente fascinante que no se puede quedar sólo en el plano íntimo del placer y el desplacer.

Podemos observar cómo en nuestros discursos politizamos el sexo. Y es que no se puede separar nada de la ideología, ni siquiera la sexualidad. Mientras tanto, permitamos a las personas de nuestro contexto actual vivir en dignidad. Siempre pienso que, al final, como todas somos feministas, prefiero no criticar personalmente a otras personas y optar por comparar ideas para ver de dónde venimos y a dónde podemos llegar.

El debate es necesario , y me remito a Hegel: Pero debatir no es hacer enemistades. Démonos la oportunidad de sentarnos a aprender mutuamente, no podemos expulsar directamente del feminismo las partes que menos entendamos. No asumamos que la manera de vivir de unas nos afecta negativamente al género entendido como mujer. Consideremos que feminizar la lucha no es convertirla en una lucha masculina protagonizada por mujeres, sino aplicar los valores no normativos al conflicto.

La lucha de poder viene de la tradición patriarcal, por ello no debemos pelear o imponer, sino aprender mutuamente. La ganadora de Eurovisión perteneció a la marina israelí que causó la masacre de Gaza Las personas mayores de 40 años solo deben trabajar 3 días a la semana.

Carmena excluye a los toros de la programación de las fiestas de San Isidro. La OMS confirma que la marihuana no debe ser considerada una droga y pide su legalización. Instagram censura una foto de un beso gay en España por "impropia". Un histórico líder policial, sobre 'La Manada': Conéctate a Los Replicantes.

Vida Sara Menéndez Espina 12 Febrero Las personas mayores de 40 años solo deben trabajar 3 días a la semana 41 2. Carmena excluye a los toros de la programación de las fiestas de San Isidro 1. La OMS confirma que la marihuana no debe ser considerada una droga y pide su legalización 33 2.

Instagram censura una foto de un beso gay en España por "impropia" Comentarios Escribe un comentario Contenidos que te pueden interesar Así se intenta evitar el final definitivo del Partido Popular. Murcia ofrece ayudas económicas a los 'ninis' para que se saquen el carné de conducir. Eso reproduce los mandatos culturales que indican que cuando la mujer siente placer siempre tiene que sentir humillación. El sexo es algo que el hombre tiene ganado para su territorio y la mujer simplemente tiene que ceder y dar placer.

El hombre parece estar obligado a reforzar su sexualidad: Esa visión moral de la sexualidad hace que mucha gente se reconozca como abolicionista apelando al "asco". El asco no es un sentimiento legítimo para decir si un trabajo debe ser reconocido como tal o no. Claramente con algunas cosas se generan diferencias. Creo que hay que traer al feminismo las voces de las verdaderas protagonistas. Hay otras feministas que hablan de prostitución y nunca se comieron un día en cana, no saben lo que es el estigma de ser puta.

Eso de decir 'esta no puede hablar pobrecita, entonces yo hablo por ellas', es una actitud paternalista, maternalista. Cuando caímos por primera vez al Encuentro de Mujeres, como lo hacen otros sindicatos, lo primero que nos dijeron es: Nos hacían un juicio de valores.

Nuestro trabajo no es indigno, indignas son las condiciones en las que trabajamos, como muchos otros sectores. Yo creo que, hoy por hoy, ser abolicionista es estar a favor de que la policía persiga a todas las mujeres que quieren ejercer el trabajo sexual bajo cualquier modalidad. Es decir, nadie puede abiertamente avalar ese delito aberrante. Tanto Georgina como yo podemos ser consideradas víctimas de trata.

De hacho, muchas veces quedan registradas compañeras como víctimas rescatadas cuando en realidad eran trabajadoras autónomas trabajando en un departamento que la policía allanó. La abolición nunca va a suceder. Las trabajadoras sexuales también queremos que la trata de personas no exista.

Ni que se le tenga que entregar parte de las ganancias a un tercero. Es decir, estaban decidiendo sobre nosotras, pero sin nosotras.

Durante mucho tiempo estuvimos dando vueltas en ese discurso de que las trabajadoras sexuales tenemos que combatir la trata. Pero es como mucho ya, porque tenemos que luchar por nuestras condiciones laborales y también contra la trata.

Sin clientes no hay plata ríen. La verdad que eso fue toda una política de comunicación del anterior gobierno de intentar generar conciencia, que algunos sectores lo utilizaron para intentar penalizar al cliente de prostitución.

Nosotras nos reunimos con ellos para decirles que era sumamente discriminatorio, que le estaban trabajando la culpa a los hombres con esos spots.

Los metían entre pausa y pausa en el medio de un mundial. Fue una jugada inteligente. Hay trata de personas en los talleres textiles y en los campos, donde trabajan pibes de seis años. La trata de personas existe porque hay una complicidad política, policial y judicial. Muchas veces las abolicionistas difunden estudios en los que se afirma que bajó el trabajo sexual. Lo que hizo el gobierno es limpiar las calles. Muchas llegan diciendo "me quedé sin lugar de trabajo.

Hoy, en , hay mujeres que van presas de uno a 60 días por ejercer en la calle. El trabajo sexual no es delito en Argentina, pero tampoco hay condiciones para realizarlo.

También creció la organización porque hoy por hoy hay otros medios donde las trabajadoras sexuales cuentan sus experiencias, algo que en el no existía.

A nosotras nos escriben desde todo el país contando sus experiencias. Hay una necesidad imperiosa de contar para romper un poco el cerco del discurso abolicionista que predominó durante mucho tiempo en este país, y que hizo que mucha gente eligiera taparse, esconder su verdadera actividad.

Hay familias que lo aceptan y otras que no. Hay todo un estigma. El autónomo, en todas las modalidades que las mujeres decidan. De todas maneras, también es necesario revisar la legislación de cada provincia. Hoy en 12 de ellas tenemos prohibidos los cabarets.

Share on Google Plus. Viernes 25 de Mayo de La "falsa sonrisa" de Verón, la "magia" del brujo Manuel y los consejos de Sabella: Mark Zuckerberg fue acusado de crear un "sistema malicioso y fraudulento" para lucrar con datos privados de los usuarios.

Amazon presentó en Argentina su plataforma educativa en español. Viajar en tiempos de likes: Anita Herbert, pura fibra. El primer beso entre Paul y Fidel en " días para enamorarse". El resumen de la tevé: Locro, empanadas, lentejas y vino: Brad Pitt es "el mejor": Gwyneth Paltrow contó cómo el actor la defendió de un intento de acoso sexual cuando eran novios.

Avance de la ciencia: Llegó el frío, y ataca otra vez la bronquiolitis: El look de la reina Isabel en el Chelsea Flower Show. El entrenamiento de la Selección con una cara nueva: Todos los looks de los famosos en la entrega de diplomas de los Martín Fierro.

El lado no tan dulce de La Gran Manzana. El gobierno de Brasil y los camioneros acordaron una "tregua" de 15 días en la huelga que paralizó el país.

0 thoughts on “Tipos de feminismo prostituirse

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *